Erase una vez un niño que era azul y todos los niños se reían de él.
Un día vino una bruja, le dijo que se tomara un jarabe y ya tuvo el color carne.

Anuncios