Érase una vez una chica que le pedía deseos a una estrella y siempre se los concedía pero un día le pidio poder se buena bailando la estrella no se permitio y una voz dijo puedes pedirme lo que sea mientras tu trabajes un poco por que yo te lleno medio camino y el otro medio
lo haces tu.

Anuncios